Buscar este blog

Cargando...

jueves, 14 de marzo de 2013

miércoles, 13 de marzo de 2013

¿Que es el Horror Cósmico?



Definir este terror es entrar a una parte de la realidad vedada a la humanidad, en el que los hombres deambulamos a ciegas por el frió vacío estelar, a bordo de está pequeña roca que es la Tierra y prisioneros ha sus caprichosos vaivenes. Ignorantes de aquellos horrores extraterrestres, que acechan más allá de los confines del tiempo y el espacio, o de esas monstruosas deidades, oscuras personificaciones de un extraño Universo tan retorcido e inhóspito para nosotros.
Dejando patente la insignificancia de nuestra existencia frente a estas abominaciones, siendo meros espectadores de una danza macabra que se arremolina con pesadez, devorando el cosmos a su pasó y rezando inútilmente que tales fuerzas irresistibles, no fijen su atención en nuestro planeta.



Este blog nació a raíz de que en mi anterior proyecto In Rerum Supernatura, había tenido problemas técnicos que no me dejaban desarrollar a gusto algunos aspectos del blog. Decidiendo así sacrificar el amplio seguimiento de mi antiguo blog (ya más de 210.000 y 80 seguidores) por un mejor despliegue de este, con este nuevo espacio, para hacer un borrón y cuenta nueva, sin olvidar de todos los antiguos post ya publicados. ¿Porque el nombre de Horror Cósmico? Sin lugar a dudas no existe un mejor nombre que represente el significado la obra de Lovecraft que está expresión, nacido de una necesidad imperiosa de reinterpretar el terror en una nueva faceta, una en la cual el hombre es reducido a una insignificancia frente al cosmos y a unos extraños y terribles seres, ajenos a la absurda moral humana.
Con estas líneas quiero agradecer a todas las personas, que a lo largo de todo este tiempo han estado a lado del blog, dejando sus mensajes y aportando material... Gracias de corazón.
Y deseo invitarles a este nuevo espacio de adoración profano a los antiguos dioses para seguir descubriendo aquello que nunca debió ser revelado.

Bienvenidos al Horror Cósmico...

 

Compartelo...

¡Recomienda este blog!